Industria 4.0: ¿Por qué las empresas deben sumarse?

¿Por qué las empresas deben sumarse a la Industria 4.0?

Existe una necesidad inminente de responder rápidamente a las demandas de los clientes, esto implica que las organizaciones manufactureras tengan que operar de manera más flexible y eficiente, y por lo tanto, se orienten cada vez más hacia la fabricación inteligente o Industria 4.0.

¿Cómo este concepto ha transformado la industria y cuáles son los principales beneficios?

La adopción de tecnologías de Industria 4.0 posibilita una serie de mejoras como eficiencia en la cadena productiva, mejor utilización de los recursos, automatización de procesos y la toma de decisiones en tiempo real generando aumentos en la rentabilidad y mayor competitividad.

Uno de los principales beneficios es la capacidad de captación y procesamiento de grandes volúmenes de datos que se generan en los procesos industriales (ya sean generados por máquinas o por los mismos usuarios) a través de la incorporación de sensores (IoT), nuevas tecnologías de conectividad y desarrollos de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje profundo (ML), los cuales permiten automatizar la recopilación y el análisis de los datos de la línea de producción. Dicha información, permite realizar una mejor planificación de la producción, simulación de nuevos escenarios y sobre todo agrega valor al momento de la toma de decisiones generando ventajas ante los competidores y una mayor respuesta a las demandas del mercado.

¿Cuál es el proceso para incorporar los diferentes componentes tecnológicos?

Se puede abordar de diferentes formas dependiendo los objetivos, un enfoque es repensar el modelo de negocio y evaluar el proceso productivo alineándolo con objetivos estratégicos de negocio y un plan de transformación digital integrado con otros proyectos de la empresa, esto permite tener una visión integrada y holística. Otra alternativa, es detectar los puntos de dolor y evaluar como las nuevas tecnologías ayudan a resolverlos o mitigarlos.

La sugerencia es “elegir unos pocos casos de uso que se dirijan a uno o dos objetivos estratégicos principales, y perseguir un proceso rápido y ágil para refinar, implementar y escalar agresivamente estas tecnologías”. Es decir, enfocarse en las oportunidades estratégicamente más importantes, con el objetivo de lograr una escala real a un ritmo acelerado. Se puede comenzar de a poco con proyectos de alcance limitado y con un fuerte retorno de la inversión.

¿Cómo los integrantes de las organizaciones deben prepararse para esta nueva realidad?

Los mayores desafíos en la implementación de estrategias de transformación digital y de industria 4.0, no solo están en la adopción de las tecnologías, sino también en el cambio cultural que se requiere.

Es por esto, que es fundamental un liderazgo claro en los diferentes niveles directivos; y armar equipos de trabajo adecuados para llevar adelante el plan de transformación. Esto va a requerir desarrollar nuevas capacidades en la empresa y comprometer el personal que será parte esencial del cambio.

Para acompañar este proceso de cambio, es necesario revisar funciones y adaptarse a las nuevas formas de trabajo y de colaboración entre empleados, con clientes y proveedores.

Es imprescindible trabajar en la cultura y en la estructura de la organización para que el cambio sea efectivo y sostenible en el tiempo.

¿Cómo la transformación digital impacta en las organizaciones y en las sociedades de hoy?

Seguramente implicará un cambio profundo en las organizaciones, el cual debe llevarse adelante de manera incremental logrando que los empleados comprendan e incorporen estos cambios, a la vez que adopten las tecnologías digitales a su rutina diaria.

Todo este proceso dejará a las organizaciones mejor preparadas para reaccionar rápidamente a un mercado cambiante e incierto, el cual requiere flexibilidad y estrategias de negocio cada vez más complejas.

Los consumidores también deberán adaptarse a este cambio, ya sea incorporando nuevas modalidades de compra o experiencias de consumo y otras formas de relacionarse con el entorno. El concepto de Ciudades Inteligentes reúne una sería de cambios tecnológicos que tendrán gran impacto en la sociedad, las cuales estarán cada vez más conectadas y automatizadas; logrando beneficios concretos para la sociedad y la industria.

Por otro lado, las nuevas tecnologías colaborarán a reducir emisiones, eficientizar energía, mejorar el transporte y la calidad de vida. Todo el ecosistema donde las organizaciones se desarrollan se verá impactado por esta nueva realidad.

¿Qué evolución veremos en las empresas gracias a su aplicación?

El cambio más concreto se verá en la capacidad de generar respuestas mucho más rápidas a las necesidades de los clientes y mejorar la flexibilidad, velocidad, productividad y calidad de los procesos de producción. Estas tecnologías facilitan la adopción de nuevos modelos de negocio, procesos de producción y otras innovaciones.

En algunos casos, puede llevar a profundas transformaciones, llevándolas a reconvertirse total o parcialmente.

¿Qué cambios ya se ven en la actualidad empresarial por la aplicación de la Industria 4.0?

Vemos muchas organizaciones ya con planes de transformación digital en ejecución y en algunos casos adoptando nuevas tecnologías, racionalizando o simplificando los sistemas existentes e implementando una serie de tecnologías que permite una mayor integración, lo que permitirá prepararse para etapas más avanzadas de la Industria 4.0.

También visualizamos cambios en las formas de trabajar y en el conocimiento de los empleados sobre las nuevas tecnologías.

De todas formas, es un cambio que llevará tiempo y será incremental, no solo en la implementación sino también en el cambio cultural que se requiere, en donde la organización seguirá su hoja ruta (roadmap) que los llevará a un estado de situación ideal dentro de la Industria 4.0.

Gabriel Madero. Chief Digital Officer MIRAIICO.